Altivez

 

¿El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios,...?

 

4El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios; No hay Dios en ninguno de sus pensamientos.” (Sal. 10:4)

 

¿®Es pecado la altivez de ojos de los impíos,...?

 

4Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y pensamiento de impíos, son pecado.” (Prov. 21:4)

 

¿®Antes de la caída es la altivez de espíritu,...?

 

18Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu.” (Prov. 16:18)

 

¿Por ser Jesús excelso,... mira al altivo de lejos?

 

6Porque Jesús es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.” (Sal. 138:6)

 

¿El altivo de ánimo suscita contiendas,...?

 

25El altivo de ánimo suscita contiendas; Mas el que confía en Jesús prosperará.” (Prov. 28:25)

 

¿®Cuándo es el día de Jesús, la altivez de los ojos del hombre es abatida, y la soberbia de los hombres es humillada,... y quita totalmente los ídolos,…?

 

10Métete en la peña, escóndete en el polvo, de la presencia temible de Jesús, y del resplandor de su majestad. 11La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y Jesús solo será exaltado en aquel día. 12Porque día de Jesús de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y será abatido; 13sobre todos los cedros del Líbano altos y erguidos, y sobre todas las encinas de Basán; 14sobre todos los montes altos, y sobre todos los collados elevados; 15sobre toda torre alta, y sobre todo muro fuerte; 16sobre todas las naves de Tarsis, y sobre todas las pinturas preciadas. 17La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo Jesús será exaltado en aquel día. 18Y quitará totalmente los ídolos. 19Y se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, por la presencia temible de Jesús, y por el resplandor de su majestad, cuando él se levante para castigar la tierra. 20Aquel día arrojará el hombre a los topos y murciélagos sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que le hicieron para que adorase, 21y se meterá en las hendiduras de las rocas y en las cavernas de las peñas, por la presencia formidable de Jesús, y por el resplandor de su majestad, cuando se levante para castigar la tierra.” (Isa. 2:10-21)

 

¿Cuando Jesús acaba toda su obra en el monte de Sion,... castiga el fruto de la soberbia del rey de Asiria, y la gloria de la altivez de sus ojos?

 

12Pero acontecerá que después que el Señor haya acabado toda su obra en el monte de Sion y en Jerusalén, castigará el fruto de la soberbia del corazón del rey de Asiria (Asiria en la profecía representa a todas las naciones en las cuales Jesús extiende su mano, para quebrantarlo y hollarle en sus montes y quitar así el yugo de ellos y su carga de su hombro Isa. 14:24-27), y la gloria de la altivez de sus ojos.” (Isa. 10:12)

 

¿Cuando el día de Jesús viene,... para raer a los pecadores,... y hacer cesar la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes,... hace al varón más precioso que el oro fino,... ya que hace estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar,... y como gacela perseguida, y como oveja sin pastor, cada cual mirará hacia su pueblo, y cada uno huirá a su tierra, cualquiera que sea hallado será alanceado; y cualquiera que por ellos sea tomado, caerá a espada, sus niños serán estrellados delante de ellos; sus casas serán saqueadas, y violadas sus mujeres, porque Jesús despierta contra ellos a los medos, que no se ocuparán de la plata, ni codiciarán oro, con arco tirarán a los niños, y no tendrán misericordia del fruto del vientre, ni su ojo perdonará a los hijos, y Babilonia, hermosura de reinos y ornamento de la grandeza de los caldeos, será como Sodoma y Gomorra, a las que trastornó Dios,...?

 

9He aquí el día de Jesús viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. 10Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. 11Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. 12Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que el oro de Ofir al hombre. 13Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de Jesús de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira. 14Y como gacela perseguida, y como oveja sin pastor, cada cual mirará hacia su pueblo, y cada uno huirá a su tierra. 15Cualquiera que sea hallado será alanceado; y cualquiera que por ellos sea tomado, caerá a espada. 16Sus niños serán estrellados delante de ellos; sus casas serán saqueadas, y violadas sus mujeres. 17He aquí que yo despierto contra ellos a los medos, que no se ocuparán de la plata, ni codiciarán oro. 18Con arco tirarán a los niños, y no tendrán misericordia del fruto del vientre, ni su ojo perdonará a los hijos. 19Y Babilonia, hermosura de reinos y ornamento de la grandeza de los caldeos, será como Sodoma y Gomorra, a las que trastornó Dios. 20Nunca más será habitada, ni se morará en ella de generación en generación; ni levantará allí tienda el árabe, ni pastores tendrán allí majada; 21sino que dormirán allí las fieras del desierto, y sus casas se llenarán de hurones; allí habitarán avestruces, y allí saltarán las cabras salvajes. 22En sus palacios aullarán hienas, y chacales en sus casas de deleite; y cercano a llegar está su tiempo, y sus días no se alargarán.” (Isa. 13:9-22)

 

¿Moab tiene muy grande su soberbia, su arrogancia y su altivez,...?

 

6Hemos oído la soberbia de Moab; muy grandes son su soberbia, su arrogancia y su altivez; pero sus mentiras no serán firmes.” (Isa. 16:6 Para ver los castigos de Moab por ser altivo,... estudiar Jer. 48:1-47)

 

¿En el fin de los días de los reinos,... se levanta un rey altivo de rostro,... pero es quebrantado pero no con mano humana?

 

23Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas. 24Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia; y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. 25Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero será quebrantado, aunque no por mano humana” (Dan. 8:23-25)

 

            flecha2