Los gobernadores de este pueblo son engañadores y sus gobernados se pierden

 

¿Rebuscarán como a vid el resto de Israel,.... debido a que sus oídos son incircuncisos, y la palabra de Jesús les es vergonzosa y no le aman,... por tanto la ira de Jesús caerá sobre sus niños en las calles,... porque será preso tanto el marido como la mujer, tanto el viejo como el muy anciano, y sus casas serán traspasadas a otros, sus heredades y también sus mujeres, porque la mano de Jesús se extenderá sobre las naciones,... y  desde el más chico de ellos hasta el más grande, por seguir la  avaricia,... y ser engañadores,.... caerán entre los que caigan debido a que no supieron avergonzarse?

 

9Así dijo Jesús de los ejércitos: Del todo rebuscarán como a vid el resto de Israel; vuelve tu mano como vendimiador entre los sarmientos. 10¿A quién hablaré y amonestaré, para que oigan? He aquí que sus oídos son incircuncisos, y no pueden escuchar; he aquí que la palabra de Jesús les es cosa vergonzosa, no la aman. 11Por tanto, estoy lleno de la ira de Jesús, estoy cansado de contenerme; la derramaré sobre los niños en la calle, y sobre la reunión de los jóvenes igualmente; porque será preso tanto el marido como la mujer, tanto el viejo como el muy anciano. 12Y sus casas serán traspasadas a otros, sus heredades y también sus mujeres; porque extenderé mi mano sobre los moradores de la tierra, dice Jesús. 13Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. 14Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz. 15¿Se han avergonzado de haber hecho abominación? Ciertamente no se han avergonzado, ni aun saben tener vergüenza; por tanto, caerán entre los que caigan; cuando los castigue caerán, dice Jesús.” (Jer. 6:9-15 ver también Jer. 8:5-13)

 

¿El consejo es que hay que guardarse de su compañero, y en ningún hermano hay que tener confianza, porque todo hermano engaña con falsedad,.... y su morada esta en medio del engaño y por muy engañadores no quieren conocer a Jesús,... por tanto Jesús los refinará y los probara,... ya que por los montes levantará lloro y lamentación, y llanto por los pastizales del desierto, ya que fueron desolados hasta no quedar quien pase,...?

 

4Guárdese cada uno de su compañero, y en ningún hermano tenga confianza; porque todo hermano engaña con falacia, y todo compañero anda calumniando. 5Y cada uno engaña a su compañero, y ninguno habla verdad; acostumbraron su lengua a hablar mentira, se ocupan de actuar perversamente. 6Su morada está en medio del engaño; por muy engañadores no quisieron conocerme, dice Jesús. 7Por tanto, así ha dicho Jesús de los ejércitos: He aquí que yo los refinaré y los probaré; porque ¿qué más he de hacer por la hija de mi pueblo? 8Saeta afilada es la lengua de ellos; engaño habla; con su boca dice paz a su amigo, y dentro de sí pone sus asechanzas. 9¿No los he de castigar por estas cosas? dice Jesús. De tal nación, ¿no se vengará mi alma? 10Por los montes levantaré lloro y lamentación, y llanto por los pastizales del desierto; porque fueron desolados hasta no quedar quien pase, ni oírse bramido de ganado; desde las aves del cielo hasta las bestias de la tierra huyeron, y se fueron. 11Reduciré a Jerusalén a un montón de ruinas, morada de chacales; y convertiré las ciudades de Judá en desolación en que no quede morador.” (Jer. 9:4-11 ver también Rom 16:17-18)

 

¿Debido a que los profetas,... ®hablaron al pueblo diciendo no vendrá sobre el pueblo espada ni hambre, sino paz verdadera,... profetizando en el nombre de Jesús, vanidad y engaño,... envía Jesús sobre el pueblo y sobre aquellos profetas,... hambre y espada,... y no hay quien los entierre a ellos, a sus mujeres, a sus hijos y a sus hijas,...?

 

13Y yo dije: ¡Ah! ¡Ah, Señor Jesús! He aquí que los profetas les dicen: No veréis espada, ni habrá hambre entre vosotros, sino que en este lugar os daré paz verdadera. 14Me dijo entonces Jesús: Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan. 15Por tanto, así ha dicho Jesús sobre los profetas que profetizan en mi nombre, los cuales yo no envié, y que dicen: Ni espada ni hambre habrá en esta tierra; con espada y con hambre serán consumidos esos profetas. 16Y el pueblo a quien profetizan será echado en las calles de Jerusalén por hambre y por espada, y no habrá quien los entierre a ellos, a sus mujeres, a sus hijos y a sus hijas; y sobre ellos derramaré su maldad. 17Les dirás, pues, esta palabra: Derramen mis ojos lágrimas noche y día, y no cesen; porque de gran quebrantamiento es quebrantada la virgen hija de mi pueblo, de plaga muy dolorosa. 18Si salgo al campo, he aquí muertos a espada; y si entro en la ciudad, he aquí enfermos de hambre; porque tanto el profeta como el sacerdote anduvieron vagando en la tierra, y no entendieron.” (Jer. 14:13-18 ver también Jer. 23:26-40) ¿La mano de Jesús esta en contra de los profetas,... por cuando engañaron al pueblo diciendo paz, cuando no hay paz,...? 9Estará mi mano contra los profetas que ven vanidad y adivinan mentira; no estarán en la congregación de mi pueblo, ni serán inscritos en el libro de la casa de Israel, ni a la tierra de Israel volverán; y sabréis que yo soy Jesús el Señor. 10Sí, por cuanto engañaron a mi pueblo, diciendo: Paz, no habiendo paz; y uno edificaba la pared, y he aquí que los otros la recubrían con lodo suelto, 11di a los recubridores con lodo suelto, que caerá; vendrá lluvia torrencial, y enviaré piedras de granizo que la hagan caer, y viento tempestuoso la romperá. 12Y he aquí cuando la pared haya caído, ¿no os dirán: ¿Dónde está la embarradura con que la recubristeis? 13Por tanto, así ha dicho Jesús el Señor: Haré que la rompa viento tempestuoso con mi ira, y lluvia torrencial vendrá con mi furor, y piedras de granizo con enojo para consumir.(Eze. 13:9-13 ver también Eze. 14:6-11)

 

¿Jesús dijo por medio de su profeta al rey de Judá,... que haga juicio y justicia, y libre la mano del opresor, y no engañe ni robe al extranjero,... porque si obedeciere estas palabras los reyes que reinan en lugar de David entrarán montados en carros y caballos,... mas si no oyeren estas palabras, que la casa de David será desierta?

 

1Así dijo Jesús: Desciende a la casa del rey de Judá, y habla allí esta palabra, 2y di: Oye palabra de Jesús, oh rey de Judá que estás sentado sobre el trono de David, tú, y tus siervos, y tu pueblo que entra por estas puertas. 3Así ha dicho Jesús: Haced juicio y justicia, y librad al oprimido de mano del opresor, y no engañéis ni robéis al extranjero, ni al huérfano ni a la viuda, ni derraméis sangre inocente en este lugar. 4Porque si efectivamente obedeciereis esta palabra, los reyes que en lugar de David se sientan sobre su trono, entrarán montados en carros y en caballos por las puertas de esta casa; ellos, y sus criados y su pueblo. 5Mas si no oyereis estas palabras, por mí mismo he jurado, dice Jesús, que esta casa será desierta.” (Jer. 22:1-5)

 

            flecha2