Babilonia

 

¿La grandeza,… de los caldeos es Babilonia?

 

19Y Babilonia, hermosura de reinos y ornamento de la grandeza de los caldeos, será como Sodoma y Gomorra, a las que trastornó Dios.” (Isa. 13:19) ¿Los Asirios fundaron la tierra de los caldeos?13Mira la tierra de los caldeos. Este pueblo no existía; Asiria (Asiria en la profecía representa a todas las naciones en las cuales Jesús extiende su mano, para quebrantarlo y hollarle en sus montes y quitar así el yugo de ellos y su carga de su hombro Isa. 14:24-27) la fundó para los moradores del desierto. Levantaron sus fortalezas, edificaron sus palacios; él la convirtió en ruinas.” (Isa. 23:13)

 

¿Cuando la mano extendida de Jesús cae sobre Babilonia y a todos los moradores de Caldea, Jesús paga todo el mal que ellos hicieron a Sion,… para que duerman eterno sueño y no despierten,… por tanto vienen días que Jesús destruirá los ídolos de babilonia, y toda su tierra será avergonzada, y todos sus muertos caerán en medio de ella,…?

 

24Y pagaré a Babilonia y a todos los moradores de Caldea, todo el mal que ellos hicieron en Sion delante de vuestros ojos, dice Jesús. 25He aquí yo estoy contra ti, oh monte destruidor, dice Jesús, que destruiste toda la tierra; y extenderé mi mano contra ti, y te haré rodar de las peñas, y te reduciré a monte quemado. 26Y nadie tomará de ti piedra para esquina, ni piedra para cimiento; porque perpetuo asolamiento serás, ha dicho Jesús,… 38Todos a una rugirán como leones; como cachorros de leones gruñirán. 39En medio de su calor les pondré banquetes, y haré que se embriaguen, para que se alegren, y duerman eterno sueño y no despierten, dice Jesús. 40Los haré traer como corderos al matadero, como carneros y machos cabríos. 41¡Cómo fue apresada Babilonia, y fue tomada la que era alabada por toda la tierra! ¡Cómo vino a ser Babilonia objeto de espanto entre las naciones! 42Subió el mar sobre Babilonia; de la multitud de sus olas fue cubierta. 43Sus ciudades fueron asoladas, la tierra seca y desierta, tierra en que no morará nadie, ni pasará por ella hijo de hombre. 44Y juzgaré a Bel en Babilonia, y sacaré de su boca lo que se ha tragado; y no vendrán más naciones a él, y el muro de Babilonia caerá. 45Salid de en medio de ella, pueblo mío, y salvad cada uno su vida del ardor de la ira de Jesús. 46Y no desmaye vuestro corazón, ni temáis a causa del rumor que se oirá por la tierra; en un año vendrá el rumor, y después en otro año rumor, y habrá violencia en la tierra, dominador contra dominador. 47Por tanto, he aquí vienen días en que yo destruiré los ídolos de Babilonia, y toda su tierra será avergonzada, y todos sus muertos caerán en medio de ella. 48Los cielos y la tierra y todo lo que está en ellos cantarán de gozo sobre Babilonia; porque del norte vendrán contra ella destruidores, dice Jesús. 49Por los muertos de Israel caerá Babilonia, como por Babilonia cayeron los muertos de toda la tierra. 50Los que escapasteis de la espada, andad, no os detengáis; acordaos por muchos días de Jesús, y acordaos de Jerusalén. 51Estamos avergonzados, porque oímos la afrenta; la confusión cubrió nuestros rostros, porque vinieron extranjeros contra los santuarios de la casa de Jesús. 52Por tanto, vienen días, dice Jesús, en que yo destruiré sus ídolos, y en toda su tierra gemirán los heridos. 53Aunque suba Babilonia hasta el cielo, y se fortifique en las alturas, de mí vendrán a ella destruidores, dice Jesús. 54¡Oyese el clamor de Babilonia, y el gran quebrantamiento de la tierra de los caldeos! 55Porque Jesús destruirá a Babilonia, y quitará de ella la mucha jactancia; y bramarán sus olas, y como sonido de muchas aguas será la voz de ellos. 56Porque vino destruidor contra ella, contra Babilonia, y sus valientes fueron apresados; el arco de ellos fue quebrado; porque Jesús, Dios de retribuciones, dará la paga. 57Y embriagaré a sus príncipes y a sus sabios, a sus capitanes, a sus nobles y a sus fuertes; Y dormirán sueño eterno y no despertarán, dice el Rey, cuyo nombre es Jesús de los ejércitos.” (Jer. 51:24-57)

 

            flecha2