La caña y el carrizo serán cortados

 

¿Por que el pueblo de Israel no se convirtió a Jesús, ni le busco corto Jesús de Israel cabeza y cola, rama y caña en un mismo día,… porque la maldad se enciende como fuego y devora cardos y espinos, ya que por la ira de Jesús de los ejércitos se oscureció la tierra, y será el pueblo como pasto del fuego,…?

 

13Pero el pueblo no se convirtió al que lo castigaba, ni buscó a Jesús de los ejércitos. 14Y Jesús cortará de Israel cabeza y cola, rama y caña en un mismo día. 15El anciano y venerable de rostro es la cabeza; el profeta que enseña mentira, es la cola. 16Porque los gobernadores de este pueblo son engañadores, y sus gobernados se pierden. 17Por tanto, el Señor no tomará contentamiento en sus jóvenes, ni de sus huérfanos y viudas tendrá misericordia; porque todos son falsos y malignos, y toda boca habla despropósitos. Ni con todo esto ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida. 18Porque la maldad se encendió como fuego, cardos y espinos devorará; y se encenderá en lo espeso del bosque, y serán alzados como remolinos de humo. 19Por la ira de Jesús de los ejércitos se oscureció la tierra, y será el pueblo como pasto del fuego; el hombre no tendrá piedad de su hermano. 20Cada uno hurtará a la mano derecha, y tendrá hambre, y comerá a la izquierda, y no se saciará; cada cual comerá la carne de su brazo; 21Manasés a Efraín, y Efraín a Manasés, y ambos contra Judá. Ni con todo esto ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.” (Isa. 9:13-21)

 

¿El siervo de Jesús que tiene el Espíritu de Dios,… no quiebra la caña cascada,… sino que por medio de la verdad traerá justicia,…?

 

1He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones. 2No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles. 3No quebrará la caña cascada, ni apagará el pabilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia. 4No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia; y las costas esperarán su ley.” (Isa. 42:1-4)

 

¿Cuándo Jesús tienen furor con el hombre, en la mañana florece y crece; A la tarde es cortada, y se seca?

 

3Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres... 6En la mañana florece y crece; A la tarde es cortada, y se seca. 7Porque con tu furor somos consumidos, Y con tu ira somos turbados.” (Sal. 90:6-7) ¿Cuando brotan los impíos como la hierba, Y florecen todos los que hacen iniquidad, Es para ser destruidos eternamente?6El hombre necio no sabe, Y el insensato no entiende esto. 7Cuando brotan los impíos como la hierba, Y florecen todos los que hacen iniquidad, Es para ser destruidos eternamente.” (Sal. 92:6-7)

 

 flecha2