Hambre

 

¿Los que no tienen, la ley y el testimonio,… les acontecerá que cuando en la tierra estén fatigados y hambrientos, maldecirán a su rey y a su Dios,… por lo cual son sumidos en tinieblas?

 

20¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. 21Y pasarán por la tierra fatigados y hambrientos, y acontecerá que teniendo hambre, se enojarán y maldecirán a su rey y a su Dios, levantando el rostro en alto. 22Y mirarán a la tierra, y he aquí tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia; y serán sumidos en las tinieblas.” (Isa. 8:20-22)

 

¿Cuando por la ira de Jesús,… se oscurece la tierra,… el hombre no tendrá piedad de su hermano,… cada uno hurtará a la mano derecha y tendrá hambre,… y comerá a la izquierda y tampoco se saciara,…?

 

19Por la ira de Jesús de los ejércitos se oscureció la tierra, y será el pueblo como pasto del fuego; el hombre no tendrá piedad de su hermano. 20Cada uno hurtará a la mano derecha, y tendrá hambre, y comerá a la izquierda, y no se saciará; cada cual comerá la carne de su brazo; 21Manasés a Efraín, y Efraín a Manasés, y ambos contra Judá. Ni con todo esto ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.” (Isa. 9:19-21)

 

¿Cuando Sarón es por habitación de ovejas,… y el valle de Acor para majada de vacas, es decir para el pueblo que busca a Jesús,… los que dejen a Jesús, olvidan el santo monte, y ponen mesa para la fortuna,… cuando los siervos de Jesús coman ellos tendrán hambre, y cuando sus siervos beban ellos tendrán sed,… y no solo esto, sino que el Señor los matará y a sus siervos los llamará por otro nombre?

 

10Y será Sarón para habitación de ovejas, y el valle de Acor [donde se apedreó y quemo todo lo malo. (Josué 7:24-26)] Para majada de vacas, para mi pueblo que me buscó. 11Pero vosotros los que dejáis a Jesús, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la Fortuna, y suministráis libaciones para el Destino; 12yo también os destinaré a la espada, y todos vosotros os arrodillaréis al degolladero, por cuanto llamé, y no respondisteis; hablé, y no oísteis, sino que hicisteis lo malo delante de mis ojos, y escogisteis lo que me desagrada. 13Por tanto, así dijo Jesús el Señor: He aquí que mis siervos comerán, y vosotros tendréis hambre; he aquí que mis siervos beberán, y vosotros tendréis sed; he aquí que mis siervos se alegrarán, y vosotros seréis avergonzados; 14he aquí que mis siervos cantarán por júbilo del corazón, y vosotros clamaréis por el dolor del corazón, y por el quebrantamiento de espíritu aullaréis. 15Y dejaréis vuestro nombre por maldición a mis escogidos, y Jesús el Señor te matará, y a sus siervos llamará por otro nombre.” (Isa. 65:10-15) 

 

¿Debido a que la ira de Jesús esta sobre toda la multitud,… el que este fuera morirá por la espada, y el que este en la ciudad, lo consumirá el hambre y la pestilencia,… y los que escapen de ella huirán y estarán sobre los montes como palomas de los valles, gimiendo todos, cada uno por su iniquidad,…?

 

14Tocarán trompeta, y prepararán todas las cosas, y no habrá quien vaya a la batalla; porque mi ira está sobre toda la multitud. 15De fuera espada, de dentro pestilencia y hambre; el que esté en el campo morirá a espada, y al que esté en la ciudad lo consumirá el hambre y la pestilencia. 16Y los que escapen de ellos huirán y estarán sobre los montes como palomas de los valles, gimiendo todos, cada uno por su iniquidad. 17Toda mano se debilitará, y toda rodilla será débil como el agua. 18Se ceñirán también de cilicio, y les cubrirá terror; en todo rostro habrá vergüenza, y todas sus cabezas estarán rapadas. 19Arrojarán su plata en las calles, y su oro será desechado; ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día del furor de Jesús; no saciarán su alma, ni llenarán sus entrañas, porque ha sido tropiezo para su maldad.” (Eze. 7:14-19)

 

¿Cuando Jesús envié a la tierra hambre no de pan,… sino de oír la palabra de Jesús, y no la hallen,… en aquel tiempo las doncellas hermosas desmayaran de sed,… y los que dicen por tu Dios o Dan y por el camino de Beerseba,… caerán y nunca más se levantarán?

 

11He aquí vienen días, dice Jesús el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jesús. 12E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jesús, y no la hallarán. 13En aquel tiempo las doncellas hermosas y los jóvenes desmayarán de sed. 14Los que juran por el pecado de Samaria, y dicen: Por tu Dios [bien puede identificarse la frase “por tu Dios” como los que ven al crucificado, pero no han experimentado lo que es estar crucificado], oh Dan [Limite sur de Israel. (1 Cron. 21:2; 2 Cron. 30:5)], y: Por el camino de Beerseba [Limite Norte de Israel. (1 Cron. 21:2; 2 Cron. 30:5)], caerán, y nunca más se levantarán.” (Amos 8:11-14)

 

¿Los perfectos,… no serán avergonzados en el mal tiempo, y en los días de hambre serán saciados?

 

18Conoce Jesús los días de los perfectos, Y la heredad de ellos será para siempre. 19No serán avergonzados en el mal tiempo, Y en los días de hambre serán saciados.” (Sal. 37:18)

 

 ® ¿Cuándo los montes de Jesús sean por camino, y sus calzadas sean levantadas,… entonces vendrá gente de lejos, del norte,… ya que Jesús tendrá misericordia de ellos, y los guiará y los conducirá a manantiales de aguas,… y no tendrán hambre ni sed, ni el calor del sol los afligirá,…?

 

7Así ha dicho Jesús, Redentor de Israel, el Santo suyo, al menospreciado de alma, al abominado de las naciones, al siervo de los tiranos: Verán reyes, y se levantarán príncipes, y adorarán por Jesús; porque fiel es el Santo de Israel, el cual te escogió. 8Así dijo Jesús: En tiempo aceptable te oí, y en el día de salvación te ayudé; y te guardaré, y te daré por pacto al pueblo, para que restaures la tierra, para que heredes asoladas heredades; 9para que digas a los presos: Salid; y a los que están en tinieblas: Mostraos. En los caminos serán apacentados, y en todas las alturas tendrán sus pastos. 10No tendrán hambre ni sed, ni el calor ni el sol los afligirá; porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, y los conducirá a manantiales de aguas. 11Y convertiré en camino todos mis montes, y mis calzadas serán levantadas. 12He aquí éstos vendrán de lejos; y he aquí éstos del norte y del occidente, y éstos de la tierra de Sinim.” (Isa. 49:7-12)

 

            flecha2