EL CÁNTICO DE LOS 144000

 

 

Alas o caminos o el muro,…

 

          ¿Pueden ser los muros de Jerusalén por cantico,…?

 

"Y en aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá [o en tierra de Sion (Sal. 78:68)]: “Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro. 2Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades. 3Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado." (Isa. 26:1 ver además Sal. 48:12-13) Observe en la tierra de Judá [o en el monte Santo de Jehovah (Sal. 78:68)] existe una ciudad que tiene muros y antemuros que son por salvación y están cantando de ellos. Para que los cantores comprendan porque estos muros son por alabanza,… veamos primeramente que estos muros no son físicos si no son espirituales y que representan a la voz del omnipotente,… la cual se puede encontrar dentro de nosotros,… veámoslo:

 

Comencemos confirmando la idea anterior viendo que los muros de Jerusalén que desciende del cielo físicamente no tienen muros, ni puertas, ni cerrojos,... Gog y su multitud,… lo ve así físicamente, esto veamos en el siguiente párrafo de las Sagradas Escrituras:

 

7Prepárate y apercíbete, tú y toda tu multitud que se ha reunido a ti, y sé tú su guarda. 8De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente. 9Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo. 10Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento, 11y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas; 12para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra.” (Eze. 38:7-12)

 

Otras de las razones por la cual Jerusalén físicamente no tiene muros, pero si espiritualmente,… la encontramos en el libro de Zacarías, donde se le dice al varón,… que no mida la Jerusalén,... ya que sin muros será habitada Jerusalén,... pero se le dijo algo muy importante: "que Jehovah será por muro de fuego a Jerusalén,..." veámoslo:

 

1Alcé después mis ojos y miré, y he aquí un varón que tenía en su mano un cordel de medir. 2Y le dije: ¿A dónde vas? Y él me respondió: A medir a Jerusalén, para ver cuánta es su anchura, y cuánta su longitud. 3Y he aquí, salía aquel ángel que hablaba conmigo, y otro ángel le salió al encuentro, 4y le dijo: Corre, habla a este joven, diciendo: Sin muros será habitada Jerusalén, a causa de la multitud de hombres y de ganado en medio de ella. 5Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para gloria estaré en medio de ella.” (Zac. 2:1-5 ver además Isa. 31:9)

 

Otra de las razones que encontramos en las Sagradas Escrituras, porque Jerusalén no tiene muros físicamente, es porque simbólicamente, representa a Sion, o al pueblo de Dios,… veámoslo:

 

16Y en tu boca he puesto mis palabras, y con la sombra de mi mano te cubrí, extendiendo los cielos y echando los cimientos de la tierra, y diciendo a Sion: Pueblo mío eres tú.” (Isa. 51:16) Observe que a Sion,… se identifica como el pueblo de Dios, pero no solo podemos identificarle a Sion como el pueblo de Dios, sino como la ciudad del gran rey veámoslo: 2Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra,  Es el monte de Sion, a los lados del norte, La ciudad del gran Rey.” (Sal. 48:2) Si unimos Isaías 51:16 y Salmos 48:2 en una sola cita, nos da a entender que nosotros podemos ser la ciudad del gran rey. Esto no es nada nuevo ya que el Apóstol Pablo lo dijo:

 

16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 17Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.” (1Cor. 3:16)

 

19¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” (1Cor. 6:17 ver además Rom. 8:9-11)

 

Veamos otras citas para entender, porque Sion representa simbólicamente a Jerusalén, la casa de Judá y a su pueblo,…

 

15Jehová ha apartado tus juicios, ha echado fuera tus enemigos; Jehová es Rey de Israel en medio de ti; nunca más verás el mal. 16En aquel tiempo se dirá a Jerusalén: No temas; Sion, no se debiliten tus manos.” (Sof. 3:15-16) Es algo curioso ver en esta cita dos cosas, la primera es que en el tiempo en que nunca más se vea el mal,… se le dirá a Jerusalén, conocida como Sion, no se debiliten tus manos,… y como segunda cosa que podemos ver es que Sion,… tiene manos,… más adelante identificaremos a que manos se refiere.

 

27He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová.” (Jer. 31:27-28 ver además Zac. 8:9-17) veamos como Jehovah siembra a la casa de Israel de simiente de hombre,… 3Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos; 4y brotarán entre hierba, como sauces junto a las riberas de las aguas. 5Este dirá: Yo soy de Jehová; el otro se llamará del nombre de Jacob, y otro escribirá con su mano: A Jehová, y se apellidará con el nombre de Israel.” (Isa. 44:3-5) Observe que existen personas que se apellidan con el nombre de Israel,…

 

14Y vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, y a las pisadas de tus pies se encorvarán todos los que te escarnecían, y te llamarán Ciudad de Jehová, Sion del Santo de Israel.” (Isa. 60:14; ver además Isa. 60:1-14) Observe que la ciudad de Jehovah es Sion,…

 

¿Qué apariencia tienen los muros de Jerusalén o alas en el cantico,…?

 

            Veamos como vio Ezequías la apariencia de estas puertas y los muros que Ezequiel los llama alas y que poseen la gloria de Dios,…

 

1Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios. 2En el quinto año de la deportación del rey Joaquín, a los cinco días del mes, 3vino palabra de Jehová al sacerdote Ezequiel hijo de Buzi, en la tierra de los caldeos, junto al río Quebar; vino allí sobre él la mano de Jehová. 4Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, 5y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes.

 

Y esta era su apariencia:

 

Había en ellos semejanza de hombre. 6Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.

 

7Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido.

 

8Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados. 9Con las alas se juntaban el uno al otro. No se volvían cuando andaban, sino que cada uno caminaba derecho hacia adelante.

 

10Y el aspecto de sus caras era:

 

Cara de hombre,

 

Y cara de león al lado derecho de los cuatro,

 

Y cara de buey a la izquierda en los cuatro;

 

Asimismo había en las cuatro caras de águila. 11Así eran sus caras.

 

Y tenían sus alas extendidas por encima, cada uno dos, las cuales se juntaban; y las otras dos cubrían sus cuerpos.

 

12Y cada uno caminaba derecho hacia adelante; hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían.

 

13Cuanto a la semejanza de los seres vivientes,

 

Su aspecto era como de carbones de fuego encendidos, como visión de hachones encendidos que andaba entre los seres vivientes; y el fuego resplandecía, y del fuego salían relámpagos.

 

14Y los seres vivientes corrían y volvían a semejanza de relámpagos. 

 

15Mientras yo miraba los seres vivientes, he aquí una rueda sobre la tierra junto a los seres vivientes, a los cuatro lados.

 

16El aspecto de las ruedas y su obra era semejante al color del crisólito.

 

Y las cuatro tenían una misma semejanza; su apariencia y su obra eran como rueda en medio de rueda. 17Cuando andaban, se movían hacia sus cuatro costados; no se volvían cuando andaban.

 

18Y sus aros eran altos y espantosos, y llenos de ojos alrededor en las cuatro. 19Y cuando los seres vivientes andaban, las ruedas andaban junto a ellos; y cuando los seres vivientes se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban.

 

20Hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; hacia donde les movía el espíritu que anduviesen, las ruedas también se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas.

 

21Cuando ellos andaban, andaban ellas, y cuando ellos se paraban, se paraban ellas; asimismo cuando se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas [Recuérdese que Jehovah siembra a la casa de Israel y a la casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal,… Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová.” (Jer. 31:27-28 ver además Zac. 8:9-17)]. 

 

22Y sobre las cabezas de los seres vivientes aparecía una expansión a manera de cristal maravilloso, extendido encima sobre sus cabezas.

 

23Y debajo de la expansión las alas de ellos estaban derechas, extendiéndose la una hacia la otra; y cada uno tenía dos alas que cubrían su cuerpo. 24Y oí el sonido de sus alas cuando andaban, como sonido de muchas aguas, como la voz del Omnipotente, como ruido de muchedumbre, como el ruido de un ejército. Cuando se paraban, bajaban sus alas. 25Y cuando se paraban y bajaban sus alas, se oía una voz de arriba de la expansión que había sobre sus cabezas. 

 

26Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él.

 

27Y vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego dentro de ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor alrededor. 28Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor.

 

Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.” (Eze. 1:1-28)

 

Ahora veamos como vio inicialmente el apóstol Juan vio la apariencia de estas puertas y los muros que poseen la gloria de Dios,…

 

1Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas [Obsérvese la frase “después de estas” es decir le está diciendo a Juan que acontecerá después de que dejen de existir las siete iglesias,… y comienza a hablar de la semejanza de la gloria y algo más curioso aún queremos que noten los cantores que termina el apocalipsis mostrando la gloria de Dios en Jerusalén,… esto implica que el apocalipsis como uno de sus objetivos tiene que Jerusalén que muestra la gloria de Dios,… sea construida en los corazones de las personas en los cuales Dios deje con vida en el transcurso de los acontecimientos del apocalipsis,…].

 

2Y al instante yo estaba en el Espíritu;

 

Y he aquí, un trono establecido en el cielo [Obsérvese que Ezequiel también vio un trono en la expansión,… (Eze. 1:26)], y en el trono,

 

Uno sentado [Obsérvese que Ezequiel también vio un sentado en el trono,… (Eze. 1:26)].

 

3Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina [];

 

Y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda [Recuérdese que la esmeralda es el cuarto fundamento de la ciudad y está representado por Aser,… que representa el gozo,… lo que nos lleva a decir que todo alrededor del trono está envuelto de gozo,…].

 

4Y alrededor del trono había veinticuatro tronos [Obsérvese que con el que está sentado en el trono que habla en apocalipsis 4:3, son un total de 25 tronos,… ahora cuéntese los caminos [o Líneas que unen dos tribus] del cantico de los 144.000 son también 25,…]; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.

 

5Y del trono salían relámpagos y truenos y voces;

 

Y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. 

 

6Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal;

 

Y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.

 

7El primer ser viviente era semejante a un león;

 

El segundo era semejante a un becerro;

 

El tercero tenía rostro como de hombre;

 

Y el cuarto era semejante a un águila volando.

 

8Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos;

 

Y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.

 

9Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,

 

10Los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

 

11Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.” (Apoc. 4:1-11)

        

Ahora veamos cómo termina viendo el apóstol Juan vio la apariencia de estas puertas y los muros que poseen la gloria de Dios,…

 

1Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. 2Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios,  dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 3Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 5Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. 6Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 7El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.  8Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. 9Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo:

 

Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.

 

10Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, 11teniendo la gloria de Dios.

 

Y su fulgor era:

 

Semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.

 

12Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel; 13al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas. 14Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero. 

 

15El que hablaba conmigo tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro.

 

16La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; la longitud, la altura y la anchura de ella son iguales. 17Y midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos, de medida de hombre, la cual es de ángel.

 

18El material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio limpio;

 

19Y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa.

 

La siguiente formula de las piedras se debe a como se han movido las tribus en la historia desde su nacimiento hasta la ciudad SAMA, en la cual se puede ver dos nacimientos, y donde generalmente alojan a una tribu y se ve que dos tribus proveen algo y dos tribus dan algo, para formar una piedra de la nueva Jerusalén:

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(a) , Alojo(b), Recibir (c, d)) + (Nace(e, alojando(f)), Proveer(g, h))

 

 

 

Nacimiento Tribus

Pectoral

Jehovah SAMA

Cantico

Cimientos Jerusalén

PECTORAL

1

Rubén

 

José

Judá

Jaspe

Sárdica

4 esmeralda

11 Jacinto

8 Berilo

2

Simeón

Topacio

Rubén

Rubén

Zafiro

9 Topacio

2 zafiro

3  Ágata

5 Ónice

3

Leví

 

Leví

Gad

Ágata

Carbunclo

Diamante

12 Amatista

1 Jaspe

4

Judá

esmeralda

Simeón

Aser

Esmeraldas

5

Dan

Zafiro

Isacar

Neftalí

Ónice

6

Neftalí

 

Aser

Manases

Cornalina

7

Gad

Jacinto

Judá

Simeón

Crisólito

8

Aser

Ágata

Zabulón

Leví

Berilo

9

Isacar

Amatista

Benjamín

Isacar

Topacio

10

Zabulón

Berilo

Dan

Zabulón

Crisopaso

11

José

Ónice

Gad

José

Jacinto

12

Benjamín

Jaspe

Neftalí

Benjamín

Amatista

 

1. El primer cimiento era jaspe [12 – Rubén ^2, Neftalí , Benjamín ^2, (José ^Judá)] = [Para que la Fe penetre en nosotros como la luz penetra en las piedras preciosas y permanezca en nosotros y sea hallada en alabanza,... debemos de  participar de la verdad para obtener vida obedeciendo a la fe, y así no solo recibir vida sino gracia, misericordia y paz... considerando que el obedecer a la fe implica que nos puede venir pruebas que nos aflijan, lo llevara a los hombres al luchar con Dios para experimentar la justicia de Dios con su poder,... es decir nos llevara a no solo a luchar con Dios para cubrir tan solo nuestras necesidades sino en convertirnos en fuente de vida, donde otras personas encuentre entre otras cosas vida, gracia, misericordia y paz,...];

 

Observe que el Jaspe está formado en la tabla anterior por: Rubén, Judá, José, 2 Benjamín, Neftalí que son los elementos que se utilizan en la fórmula.

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Rubén), Alojo(Rubén), Recibir(José, Judá)) + (Nace(Benjamín, Alojando(Neftalí)), Proveer(Neftalí, Benjamín))

 

Respaldo de la formula en las Sagradas Escrituras:

 

¿La fe de las personas es puesta a prueba,...? " 6En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 8a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; 9obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas. " (1Ped. 1:6-9)

 

" 4He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá." (Hab. 2:4) Observe que el justo por la fe vive, es decir cumple el objetivo de la formula recibir por la fe vida para dar vida, esto nos confirma la siguiente cita de las Sagradas Escrituras: " 17Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá." (Rom. 1:17) Observe se recibe fe y se da fe,...

 

Otra de las razones porque la fe es parte de una piedra preciosa es que para que la fe se convierta en obra no es necesario que Cristo esté presente en cuerpo, es decir que vasta que su gloria penetre en la piedra y se harán milagros... Veamos: 5Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, 6y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. 7Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. 8Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará. 9Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. 10Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. 11Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; 12más los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. 13EntoncesJesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.” (Mat. 8:5-10 ver también Luc. 7:1-10) 

 

Observe en la siguiente cita que el ser apóstol ayuda a mantenerse obedientes a la fe, es decir el luchar de la mano de Dios ayuda a mantenernos firmes a la fe: 1Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, 2que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras, 3acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, 4que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, 5y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre; 6entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo” (Rom. 1:1-6)

 

Ahora veamos que la predicación de Jesucristo hace que todas las personas obedezcan a la fe; es por esta razón que la formula esta en relación con Benjamín: 25Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, 26pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe, 27al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.” (Rom. 16:25-27)

 

Obsérvese en las siguientes citas que los que tienen fe también participan de la gracia, la misericordia y la fe y proviene al hombre por medio de Cristo: “1Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza, 2a Timoteo, VERDADERO HIJO EN LA FE: GRACIA, MISERICORDIA YPAZ, de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.” (1Tim. 1:-2) "14Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús." (1Tim. 1:14)

 

¿Hay que obedecer a la fe,...? "7Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe. " (Hech. 6:7)

 

Ahora observemos como la obediencia a la fe produce los dos nacimientos: "1Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, 2que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras, 3acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, 4que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, 5y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre; 6entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo; 7a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo." (Rom. 1:1-7) Observe que la obediencia a la fe implica recibir la gracia y el apostolado es decir se produce los dos nacimientos el uno el que se recibe gracia y el otro se transformarse en apóstol de Dios,...

 

¿La fe nos lleva a experimentar el poder de Dios,...? “4y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, 5para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios." (1 Cor. 2:4-5) “3Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 5que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. 6En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo" (1Ped. 1:3-7)

 

¿La fe sin obras es muerta,...? 3acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro DE LA OBRA DE VUESTRA FE, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo. 4Porque conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección; 5pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros. 6Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo, 7de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído. 8Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada” (1Tes. 1:3-8) “11Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, 12para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.” (2Tes. 1:11-12) Veamos otra cita que confirma que la fe se relaciona con las obras,… 14Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 15Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. 18Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20¿Más quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 23Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24VOSOTROS VEIS, PUES, QUE EL HOMBRE ES JUSTIFICADO POR LAS OBRAS, Y NO SOLAMENTE POR LA FE. 25Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, ASÍ TAMBIÉN LA FE SIN OBRAS ESTÁ MUERTA” (Sant. 2:14-26)

 

¿La fe se relaciona con la verdad,...? 13Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, 14a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo. 15Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra. 16Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, 17conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra.” (2Tes. 2:13-17) Observe que tener fe en la verdad es un complemento importante para la salvación,...

 

2. El segundo, zafiro [5 – (Simeón ^Judá), (Dan, Isacar ^Neftalí), Rubén ^2] = [Para que nuestras alabanzas sean oídas en los cielos hay que emprender caminatas teniendo a la fe que obra por el amor como nuestra coraza de tal manera que seamos un arca de Dios que imparta la justicia de Dios con su poder en defensa de los que nos rodean];

 

Observe que el Zafiro está formado en la tabla anterior por: Simeón, 2 Rubén, Dan, Neftalí, Isacar que son los elementos que se utilizan en la fórmula.

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Simeón) , Alojo(Judá), Recibir (Rubén, Rubén)) + (Nace(Dan), Proveer(Isacar, Neftalí))

            

3. El tercero, ágata [8 – (Leví ^Zabulón), (Simeón ^ Aser, Dan  ^ Zabulón), (Leví ^ Gad)] = [Para que se exista una verdadera unión con Cristo debemos en nuestra vida ser puentes unidos a Cristo recibiendo de él vida y sus bendiciones, donde se pueda ver reflejada la alegría llena de santidad donde las personas que caminen por estos puentes puedan unirse a Cristo];

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Leví) , Alojo(Zabulón), Recibir (Leví, Gad)) + (Nace(Aser, alojando(Simeón)), Proveer(Zabulón, Leví))

 

4. El cuarto, esmeralda [4 – (Judá ^José), (José ^Judá, Simeón ^Aser), (Simeón ^Aser)] = [Para hacer alabanzas a Dios debemos de vivir cada día con santidad y con gozosos entonces nacerán estas alabanzas en los que nos observan llenas de santidad y gozo];

 

Observe que en la esmeralda está formado en la tabla anterior por: Judá, Aser y Simeón

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Judá) , Alojo(José), Recibir (Simeón, Aser)) + (Nace(José, alojando(Judá)), Proveer(Simeón, Aser))

 

5. El quinto, ónice [11 – Dan, (José ^Gad) ^2, (Isacar ^ Neftalí)] = [Si queremos hacer juicios hay que llevar en nuestras espaldas las luchas de los demás entonces en los que nos observa nacerán y se multiplican alabanzas vivas llenas de los testimonio del altísimo];

 

Observe que en el ónice está formado en la tabla anterior por: Dan, Neftalí, Isacar, 2 José, Gad

 

(J SAMA, Cántico) ≈ Nace(Dan, Recibir(Isacar, Neftalí)) + (Nace(José, alojando(Judá)), Proveer(Gad, José))

 

6. El sexto, cornalina [(Neftalí ^Isacar), (), (Aser ^Manases)] = [Para que exista una verdadera lucha con Dios se tiene que aprender a ser su casa entonces recibiremos de Dios gozo y medicina];

 

Observe que en la cornalina está formado en la tabla anterior por: Neftalí, Manases, Aser

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Neftalí) , Alojo(Isacar)) , Recibir(Aser, Manases)

 

7. El séptimo, crisólito [(Gad ^Leví), (), (Judá ^Simeón)] = [Para que en nosotros nazca la palabra viva hay que estar unido a Cristo todos los días de nuestra vida entonces aprenderemos hacer alabanzas en santidad que sean oídas];

 

Observe que en el crisólito está formado en la tabla anterior por: Gad, Simeón, Judá

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Gad) , Alojo(Leví)), Recibir(Judá, Simeón)

 

8. El octavo, berilo [10 – (Aser ^Simeón), (Dan ^Zabulón) ^2, (Zabulón ^Leví)] = [Para que las oraciones que hagamos sean contestadas y exista gozo en nosotros cuando sean escuchadas las oraciones debemos estar unidos a Cristo como se unen los puentes, es decir tienen inicio y fin y un camino];

 

           Observe que en el Berilo está formado en la tabla anterior por: Aser, Leví, Zabulón, 2 Zabulón, Dan

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Aser) , Alojo(Simeón)) + (Nace(Zabulón, alojando(Dan), Recibir(Zabulón, Leví)), Proveer(Dan, Zabulón))

 

9. El noveno, topacio [2 – (Isacar ^Benjamín), (Simeón, Judá) ^ (Rubén ^2), (Benjamín ^Isacar)] = [Para que seas un apoyo para los demás y sea recompensado tienen que haber santidad en tus alabanzas donde se experimente fe desde el inicio hasta el fin];

 

Observe que en el topacio está formado en la tabla anterior por:  Simeón, 2 Rubén,  2 Isacar, Benjamín

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Isacar) , Alojo(Benjamín), Recibir(Benjamín, Isacar)) + (Nace(Simeón, alojando(Judá)), Proveer(Rubén, Rubén))

                          

10. El décimo, crisopraso [(Zabulón ^ Dan), (), (Dan ^Zabulón)] = [Para exista un puente donde exista caminos hay ser una camino que una de inicio a fin];

 

Observe que en el crisopraso está formado en la tabla anterior por: 2 Zabulón, Dan

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Zabulón) , Alojo(Dan), Recibir(Dan, Zabulón))

 

11. El undécimo, Jacinto [7 – (José ^Gad), (Gad ^Leví, Judá ^Simeón), (Gad ^José)] = [Para que nazca y se multiplique la palabra viva hay que recibir la palabra de Dios y esta tiene que circular en nosotros como la corriente circula en el oro entonces seremos una fuente de aguas vivas porque habremos aprendido a vivir unidos a Cristo alabándole en santidad];

 

Observe que en el Jacinto está formado en la tabla anterior por: Gad, Simeón, Gad, 2 José, Gad

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(José) , Alojo(Gad), Recibir(Gad, José)) + (Nace(Gad, alojando(Leví)), Proveer(Judá, Simeón))

 

12. El duodécimo, amatista [9 – (Benjamín ^ Neftalí), (Benjamín ^Isacar) ^2, (Neftalí ^Benjamín)] = [Para que en nosotros nazca el deseo de busca a Dios debemos de aprender a luchar con Dios por sus bendiciones y de esta lucha aprenderemos a recibir las bendiciones de Dios y así llegaremos a ser arcas de Dios para los que buscan a Dios donde ellos aprendan también a ser unas arcas para Dios juntamente con nosotros]

 

Observe que en el amatista está formado en la tabla anterior por: 2 Benjamín, Neftalí.

 

(J SAMA, Cántico) ≈ (Nace(Benjamín) , Alojo(Neftalí), Recibir(Neftalí, Benjamín)) + (Nace(Isacar, alojando(Benjamín)), Proveer(Benjamín, Isacar))

 

21Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla.

 

Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio. 

 

22Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero.

 

23La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.

 

24Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella.

 

25Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche. 26Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella.

 

27No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. 

 

1Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.

 

2En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río,

 

Estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.

 

3Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,

 

4Y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.

 

5No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.” (Apoc. 21:1-27; Apoc. 22:1-5)

 

¿Qué características tienen las alas en el cántico,…?

 

Representan muchas Aguas o Ejército.

 

24Y oí el sonido de sus alas cuando andaban, como sonido de muchas aguas, como la voz del Omnipotente, como ruido de muchedumbre, como el ruido de un ejército. Cuando se paraban, bajaban sus alas. 25Y cuando se paraban y bajaban sus alas, se oía una voz de arriba de la expansión que había sobre sus cabezas.” (Eze. 1:24) Obsérvese que las alas semejan a la voz del omnipotente,…

 

         ¿Qué requisitos básicos se necesita para ser la voz del omnipotente,…?

 

19Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos. 20Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová. 21Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes.” (Jer. 15:19-21)

 

Justificación de las veinte y cinco alas del cantico: “1Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo [o en el trono de Dios (Mat 5:34)]; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. 2Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono [o camino] establecido [Obsérvese que Juan cuando mira al cielo ve una puerta, pero cuando sube en espíritu no ve la puerta sino un trono establecido,…] en el cielo [es decir en el trono de Dios], y en el trono [camino], uno sentado. 3Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. 4Y alrededor del trono había veinticuatro tronos [o caminos es decir en el trono de Dios hay 25 caminos ya que hay que contar el trono en el que está sentado el que es semejante a piedra de jaspe y de cornalina,…]; y vi sentados en los tronos [o camino] a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.

 

5Y del trono [camino] salían relámpagos y truenos y voces [Recuérdese que en las alas se encuentra muchas aguas que semejan la voz del omnipotente,… (Eze. 1:24)]; y delante del trono [o camino] ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.

 

6Y delante del trono [o camino] había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono [camino], y alrededor del trono [camino], cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.

 

7El primer ser viviente era semejante a un león;

 

El segundo era semejante a un becerro;

 

El tercero tenía rostro como de hombre;

 

Y el cuarto era semejante a un águila volando.

 

8Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. 9Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono [camino], al que vive por los siglos de los siglos, 10los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono [camino], y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono [o camino], diciendo: 11Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.” (Apoc. 4:1-11) Se deduce que trono es camino por que Dios a sus montes hace caminos. (Isa. 49:8-12) y debido que Jerusalén es el trono de Dios. (Jer. 3:14-22) y Jerusalén también es Sion que es un monte. (Sof. 3:14-20; Joel 3:12-21) entonces camino es un trono,…

 

Estas alas bien pueden representar a los 24 ancianos en sus tronos. (Apoc. 4:8-11; Sal. 122:3-5) que sirven para unir a los cuatro seres vivientes.  (Eze. 1:4-9) llegamos a esta conclusión por las siguientes razones:

 

Los que sostienen las alas son manos de hombres (Eze. 1:8-12)

 

Las alas sirven para unir a los cuatro seres vivientes. (Eze. 1:9)

 

Porque tanto Ezequiel como el Apóstol Juan vieron la gloria de Dios en esta ciudad. (Eze. 1:28; Apoc 21:11)

 

Porque Dios lleva a su pueblo,...  sobre sus alas (Deut 32:9-11)

 

Porque en sus alas las muchas aguas asemejan a la voz de Jehovah,… (Eze. 1:24)

 

Además, obsérvese que el aspecto de las caras de los cuatro seres vivientes es: A lado derecho de los cuatro de León [Donde la punta toma a Judá, tal como está en el cantico] y al lado izquierdo de las cuatro caras de Buey [Donde la punta toma  a José,… tal como está en el cantico] y a los dos lados que falta cara de hombre y de águila,…  (Eze. 1:6-10)

 

Las alas forman arcos y están llenas de ojos a los cuatro lados (Eze 1:18; Apoc. 4:6-11; Eze. 1:8-9; Sal. 122:3-5) Estos ojos son siete y forman parte del los 7 Espíritus de Dios. (Apoc. 5:6)

 

Los arcos se debe a que Jehovah Endesa a Judá (o Jerusalén) como arco. (Zac. 9:13; Sal. 78:68; Eze. 1:18)

 

Existen 24 Alas 6 en x cada lado. Las alas se unen siguiendo el camino de Hetlón (Eze. 48:1-29) o la secuencia de los 12 tribus de Israel en la que  fueron escritas en Apocalipsis 7:4-8;

 

Serie a1,..., a6 +... + d6,..., d6  =  6 Alas x cada lado (Apoc 4:6-7; Eze. 1:9; Eze 1:23-24)

 

Justificación de la unión de algunas alas,...

 

Aser con Neftalí (Eze. 48:2-3)

 

Recuérdese aquí que en la parábola del sembrador une el punto de GAD con ASER y NEFTALI, veámoslo: “20Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra [GAD], y al momento la recibe con gozo [ASER]; 21pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción [NEFTALI] o la persecución [NEFTALI] por causa de la palabra, luego tropieza.” (Mat. 13:20-21)

 

 Neftalí con Manases (Eze. 48:3-4)

 

 Rubén con Judá (Eze. 48:6-7)

 

 Simeón con Isacar utilizando un puente,... lo cual es factible ya que también Isacar está unido con Zabulón (Eze. 48:24:25; Eze. 48:24-25)

 

 Isacar con Zabulón (Eze. 48:25-26)

 

 Zabulón con Gad en tierras de José. (Eze. 48.26-27)

 

 Efraín o la casa de José con Benjamín (Jue. 5:14)

 

 Benjamín con Simeón (Eze. 48:23-24) Observe que en el cántico en Benjamín termina el camino, pero en Ezequiel 48:23-24. Observamos que Benjamín esta unido con Simeón que esta esparcido entre las tribus de Israel, esto implica que el camino se vuelve a repetir tal como dice (Zac. 1:14)

 

 Observemos que el apóstol Pedro implícitamente también une algunos caminos del cantico de los 144.000, esto veamos en la siguiente cita: “5vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.” (2Ped. 1:5-8)

 

Observemos en 2Pedro 21:5-8 que increíblemente une el apóstol Pedro desde la puerta de RUBEN hasta llegar a la puerta de LEVI.

 

·         Añadid a la Fe virtud a la virtud conocimiento. Esto une RUBEN [fe] con GAD [virtud o eficacia, o vida o bienaventuranzas] 

 

Recordemos además aquí como tiene que hacerse el enlace entre la fe el conocimiento y la eficacia,… 4Doy gracias a mi Dios, haciendo siempre memoria de ti en mis oraciones, 5porque oigo del amor y de la fe que tienes hacia el Señor Jesús, y para con todos los santos; 6para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús. 7Pues tenemos gran gozo y consolación en tu amor, porque por ti, oh hermano, han sido confortados los corazones de los santos.” (File. 1:4-7)

 

·         Al conocimiento añadid dominio propio y al dominio propio paciencia. Esto une GAD [virtud, vida o bienaventuranzas] con ASER [Gozo] y NEFTALI [Lucho con Dios y venció o ser pacientes]

 

·         A la paciencia añadid piedad. Esto une NEFTALI [Lucho con Dios y venció o ser pacientes] con MANASES [Olvidar o no hace mal a su prójimo o piedad]

 

Observe además en la siguiente que la alegría es un complemento de la piedad o la misericordia,… lo cual respalda la unión de ASER con NEFTALI y MANASES,…3Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. 4Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 5así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; 7o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 8el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría. (Rom. 12:3-5)

 

·         A la piedad afecto fraternal. Esto une a MANASES [Olvidar o no hace mal a su prójimo o piedad] con SIMEON [Santidad o afecto fraternal]

 

·         Al afecto fraternal añadid amor,… Esto une SIMEON [Santidad o afecto fraternal] con LEVI [Unido a su marido, hablan verdad en su corazón o unido a Dios] Recuérdese aquí que 8El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” (1Juan 4:8)

 

 

Para continuar viendo el cantico de los 144.000 Clic aquí…

 

          clip_image001   fecha  clip_image003

                   INICIO