EL CÁNTICO DE LOS 144000

¿En dónde se origina este cantico nuevo,… que cantan los 144000?

Para ver donde se origina el cantico nuevo comencemos viendo el siguiente párrafo de las sagradas Escrituras:

1Después miré, y he aquí el Cordero [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5)] estaba en pie [en la tierra (Isa. 66:1-2; Mat. 5:35) o en una casa (Eze. 43:6-7) o en sus enemigos (Sal. 110:1-7)] sobre el monte de Sion [los caminos santos que se encuentran en Jerusalén, la ciudad del gran rey que es conocida también como la ciudad de verdad o también podemos decir que Cristo se encuentra en los caminos que forman el pueblo de Dios constituyendo en ellos el trono de Dios,… (Isa. 49:8-12; Sal. 2:6; Joel 3:17; Mat. 5:34-36; Jer. 31:23-25; Isa. 51:16; Sof. 3:14-20; Jer. 3:14-18; Zac. 8:3; Jer. 31:38-40; Jer. 31:27-30; Apoc. 7:13-17)], y con él [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5) estaban también en pie sobre los caminos que forman el pueblo de Dios para construir el trono de Dios,… (Sof. 3:14-20; Jer. 3:14-18; Jer. 31:38-40; Jer. 31:27-30; Apoc. 7:13-17)] Ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él [de Cristo y que se identifica con ser admirable, consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Isa. 9:6)] y el de su Padre [Que es Sion o Santo. (Isa. 57:15; Isa. 18:7) y que está escrito en Jerusalén (2Cron. 12:13; 1Rey. 14:21; 2Cron. 6:5-6; 1Rey. 11:36) y en este nombre que está escrito en los 144.000 se puede encontrar gloria, alegría, poder, santidad, socorro, bendiciones, eternidad, vivificación,… (Sal. 8:1; Sal. 111:9; Sal. 89:24;  Sal. 103:1; Sal. 105:3; Sal. 129:8; Sal. 135:13; Sal. 143:11) lo que nos sirve para encaminarnos, guiarnos y salvarnos,… (Sal. 31:3; Sal. 106:8) por lo cual el nombre de Dios será cantado por siempre,… (Sal. 66:2; Sal. 72:19; Sal. 69:30; Sal. 44:8; Sal. 140:13; Sal. 148:5; Sal. 145:2; Sal. 135:1; Sal. 7:17; Isa. 11:16; Isa. 12:1-6; Isa. 25:1; Mal. 3:16-18; Mal. 4:2-3; Joel 2:30-31; Isa. 64:7)] Escrito en la frente. 2Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; Y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos [Sus almas (Sal. 34:22) de estas seis cosas: del Seol (Sal. 49:15), De los pecados (Sal. 130:7), engaño y violencia (Sal .72:13-14), del poder del enemigo (Sal. 107:2), angustia (Sal. 25:22), de la maldición de la ley (Gál. 3:13) utilizando su brazo y juicios grandes (Exo. 6:6)] de entre los de la tierra. 4Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; 5y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.” (Apoc. 14:1-5)

Como podemos ver en la cita anterior el cantico nuevo su origen tiene en el cielo,… (Apoc 14:2-3 en especial) En este momento sería bueno preguntarse: ¿En qué parte del cielo están estos que son como arpistas y cantan el cantico nuevo,…? Para esto veamos donde puede estar el trono de Dios, los cuatro seres vivientes y los ancianos, ya que los que son como arpistas,… están delante del trono de Dios, los cuatro seres vivientes y los ancianos creando este cantico nuevo, así lograremos aclarar un poco más en donde se origina este cantico nuevo,… que cantan los 144000,…

¿Dónde está el trono de Jehovah,…?

34Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera;  ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.” (Mat. 5:34-35; ver también Isa. 66:1; Sal. 11:4; Sal. 103:19) Obsérvese que el trono de Dios es el cielo,…

Ahora veamos que también el trono de Dios incluye también la tierra y esto podemos ver que no solo es hoy sino que ya era desde los tiempos del profeta Isaías:

Veamos que el trono de Jehovah sus faldas llegan hasta el templo,… 1En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.” (Isa. 6:1) Obsérvese que el alcance del trono de Dios no está solo los cielos, sino que sus faldas llegan al templo que existía en el tiempo del profeta Isaías,…

Conozcamos ahora que también en el tiempo el trono de Dios no solo se encuentra en el cielo o en el templo sino también se puede encontrar en Jerusalén, esto es cuando Dios introduce a los rebeldes en Sion y les considera como su esposo:

14Convertíos, hijos rebeldes, dice Jehová, porque yo soy vuestro esposo; y os tomaré uno de cada ciudad, y dos de cada familia, y os introduciré en Sion [el monte santo (Joel 3:17)]; 15y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia. 16Y acontecerá que cuando os multipliquéis y crezcáis en la tierra, en esos días, dice Jehová, no se dirá más: Arca del pacto de Jehová; ni vendrá al pensamiento, ni se acordarán de ella, ni la echarán de menos, ni se hará otra. 17En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: Trono de Jehová, y todas las naciones vendrán a ella en el nombre de Jehová en Jerusalén [la ciudad de verdad (Zac. 8:3)]; ni andarán más tras la dureza de su malvado corazón. 18En aquellos tiempos irán de la casa de Judá a la casa de Israel, y vendrán juntamente de la tierra del norte a la tierra que hice heredar a vuestros padres.” (Jer. 3:14-18) Obsérvese que Jerusalén cuando todas las naciones van a ella y existen todavía rebeldes que Jehovah les introduce en Sion el trono de Dios se le identifica con Jerusalén,…

¿Cuál es el alcance que Jerusalén sea el trono de Jehovah hoy en la actualidad,…?

 27He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29En aquellos días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los hijos tienen la dentera, 30sino que cada cual morirá por su propia maldad; los dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera.” (Jer. 31:27-28) Obsérvese que Jerusalén su simiente no en un pedazo de tierra,… si no es hombres y animales,… más adelante cuando estudiemos el cantico de los 144.000 comprenderemos claramente que significa que sea la casa de Israel y la casa de Judá sembrada de simiente de hombre y animal,… en estos momentos tan solo dejamos una inquietud para que los cantores se incentiven en conocer el cantico de los 144.000,…

A continuación veamos que el trono en el tiempo no solo se encuentra en el cielo, el templo o Jerusalén sino también en Elam que antiguamente era una provincia de los Persas, que hoy a la fecha del 2012 actualmente es ocupado por los iranís en la provincia de Fars,… veámoslo:

34Palabra de Jehová que vino al profeta Jeremías acerca de Elam, en el principio del reinado de Sedequías rey de Judá, diciendo: 35Así ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí que yo quiebro el arco de Elam, parte principal de su fortaleza. 36Traeré sobre Elam los cuatro vientos de los cuatro puntos del cielo, y los aventaré a todos estos vientos; y no habrá nación a donde no vayan fugitivos de Elam. 37Y haré que Elam se intimide delante de sus enemigos, y delante de los que buscan su vida; y traeré sobre ellos mal, y el ardor de mi ira, dice Jehová; y enviaré en pos de ellos espada hasta que los acabe. 38Y pondré mi trono en Elam, y destruiré a su rey y a su príncipe, dice Jehová. 39Pero acontecerá en los últimos días, que haré volver a los cautivos de Elam, dice Jehová.” (Jer. 49:34-38) Obsérvese que el trono de Dios está puesto en Elam,… pero en los últimos días pasa algo curioso Dios hace volver a los cautivos a Elam donde Dios pone su trono,…

¿Dónde es Elam,…? 1En el año tercero del reinado del rey Belsasar me apareció una visión a mí, Daniel, después de aquella que me había aparecido antes. 2Vi en visión; y cuando la vi, yo estaba en Susa, que es la capital del reino en la provincia de Elam; vi, pues, en visión, estando junto al río Ulai.” (Dan. 8:1-2)

Veamos Donde es Susa capital del reino en la provincia de Elam y como se le puede ver en la actualidad a Susa antigua,… y como está hoy en la actualidad,… cumpliendo la profecía de Jehovah hacer volver a los cautivos de Elam en los últimos días,… (Jer. 49:34-38)

asdeds fsdfsf

Elam – hoy la provincia de Fars en Irán a la fecha del 2010 cumpliendo la profecía de la vuelta de los cautivos de Elam,…

 fsfsfsdf gdfgdgfd

gfgsvx bvxvd

sfsdf dfgdfgf

Una vez identificado que el trono de Dios puede también estar en Elam,… Veamos que también el trono de Dios se encuentra en una casa,… y en esta casa reposan las plantas de Dios por siempre,… para que nunca más profane la casa de Israel su santo nombre,…

6Y oí uno que me hablaba desde la casa; y un varón estaba junto a , 7y me dijo: Hijo de hombre, este es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre; y nunca más profanará la casa de Israel mi santo nombre, ni ellos ni sus reyes, con sus fornicaciones, ni con los cuerpos muertos de sus reyes en sus lugares altos.” (Eze. 43:6-7) Obsérvese que aquí que las plantas de los pies de Dios posan en una casa,… y algo aún más maravilloso esta casa es el trono de Dios para siempre,… más adelante cuando estudiemos el cantico de los 144.000 sus notas veremos donde es esta casa,…

Aclaremos algo mas donde está el trono de Dios,… viendo también donde habita Dios y donde pone el Cordero su trono,…

15Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.” (Isa. 57:15) Observe que el Alto y sublime habita no solo en las alturas y la santidad sino también con el quebrantado y humilde de espíritu,… esto podemos ver que es desde los tiempos del profeta Isaías para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados,…

23Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 24El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.” (Juan 14:23-24) Obsérvese que Dios puede tener su morada en las personas,…

Ahora que sabemos que Jehovah puede habitar en las personas vemos como el habita en ellos, para esto veamos el siguiente pasaje de las Sagradas Escrituras:

1Alcé después mis ojos y miré, y he aquí un varón que tenía en su mano un cordel de medir. 2Y le dije: ¿A dónde vas? Y él me respondió: A medir a Jerusalén [la ciudad de Verdad (Zac. 8:3)], para ver cuánta es su anchura, y cuánta su longitud. 3Y he aquí, salía aquel ángel que hablaba conmigo, y otro ángel le salió al encuentro, 4y le dijo: Corre, habla a este joven, diciendo: Sin muros será habitada Jerusalén, a causa de la multitud de hombres y de ganado en medio de ella. 5Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para gloria estaré en medio de ella.” (Zac. 2:1-5) Obsérvese que Jerusalén no tiene muros físicamente sino que Jehovah es por muro de fuego alrededor de ella y para su gloria estará en medio de ella,…

¿Cómo puede ser la ciudad en la que habita Dios con los hombres,…?

38He aquí que vienen días, dice Jehová, en que la ciudad será edificada a Jehová, desde la torre de Hananeel [Torre de las ovejas,… (Zac. 14:10; Neh. 3:1)] Hasta la puerta del Angulo. 39Y saldrá más allá el cordel de la medida delante de él sobre el collado de Gareb [o el collado de los sarnosos,… (Lev. 21:20)], y rodeará a Goa [es decir a los que están mugiendo,…]. 40Y todo el valle de los cuerpos muertos y de la ceniza, y todas las llanuras hasta el arroyo de Cedrón [arroyo de los sucios, tristes,…], hasta la esquina de la puerta de los caballos al oriente, será santo a Jehová; no será arrancada ni destruida más para siempre.” (Jer. 31:38-40) Obsérvese que la ciudad que es edificada a Jehovah sale más allá de su límite,… de tal manera que es edificada sobre los que son sarnosos,… que llegaron a ser santos,…

Confirmemos la cita anterior viendo también los siguientes pasajes de las Sagradas Escrituras:

27He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. 28Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová. 29En aquellos días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los hijos tienen la dentera, 30sino que cada cual morirá por su propia maldad; los dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera.” (Jer. 31:27-30) Más adelante veremos cuando Dios siembra a la casa de Israel y a la casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal.

13Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? 14Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. 15Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. 16Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; 17porque el Cordero [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5)] que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.” (Apoc. 7:13-17) Obsérvese que el que está sentado en el trono extiende su tabernáculo sobre los que salen de la gran tribulación y han lavado sus ropas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero,…

Más adelante cuando estudiemos las notas del cantico de los 144.000 veremos cómo es esta ciudad que es edificada a Jehovah,…

Ahora que tenemos una visión más clara de cuál es el trono de Dios y donde habita Dios,… y que no solo se encuentra en el cielo que se encuentra fuera del planeta tierra sino también puede estar en Jerusalén (Jer. 3:14-18) en Elam,… (Jer. 49:34-38) o en una casa,… (Eze. 43:6-7) esto nos lleva a pensar, que parte del cielo es Jerusalén y en Elam y esta casa,… caso contrario la cita que dice que el trono de Jehovah esta en los cielos, como lo podemos ver en la siguiente cita:

 34Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera;  ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.” (Mat. 5:34-35) Estaría mal escrita,… ya que el trono de Dios como vimos no es tan solo el cielo exterior que se encuentra fuera del planeta que conocemos como la tierra sino también comprende Jerusalén (Jer. 3:14-18) y en Elam. (Jer. 49:34-38) y una casa. (Eze. 43:6-7)

El ver el alcance del trono de Dios nos lleva a rescribir Apocalipsis 14:1-3 de la siguiente manera:

1Después miré, y he aquí el Cordero [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5)] estaba en pie [en la tierra (Isa. 66:1-2; Mat. 5:35) o en una casa (Eze. 43:6-7) o en sus enemigos (Sal. 110:1-7)] sobre el monte de Sion [los caminos santos que se encuentran en Jerusalén, la ciudad del gran rey que es conocida también como la ciudad de verdad o también podemos decir que Cristo se encuentra en los caminos que forman el pueblo de Dios constituyendo en ellos el trono de Dios,… (Isa. 49:8-12; Sal. 2:6; Joel 3:17; Mat. 5:34-36; Jer. 31:23-25; Isa. 51:16; Sof. 3:14-20; Jer. 3:14-18; Zac. 8:3; Jer. 31:38-40; Jer. 31:27-30; Apoc. 7:13-17)], y con él [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5) estaban también en pie sobre los caminos que forman el pueblo de Dios para construir el trono de Dios,… (Sof. 3:14-20; Jer. 3:14-18; Jer. 31:38-40; Jer. 31:27-30; Apoc. 7:13-17)] Ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él [de Cristo y que se identifica con ser admirable, consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Isa. 9:6)] y el de su Padre [Que es Sion o Santo. (Isa. 57:15; Isa. 18:7) y que está escrito en Jerusalén (2Cron. 12:13; 1Rey. 14:21; 2Cron. 6:5-6; 1Rey. 11:36) y en este nombre que está escrito en los 144.000 se puede encontrar gloria, alegría, poder, santidad, socorro, bendiciones, eternidad, vivificación,… (Sal. 8:1; Sal. 111:9; Sal. 89:24;  Sal. 103:1; Sal. 105:3; Sal. 129:8; Sal. 135:13; Sal. 143:11) lo que nos sirve para encaminarnos, guiarnos y salvarnos,… (Sal. 31:3; Sal. 106:8) por lo cual el nombre de Dios será cantado por siempre,… (Sal. 66:2; Sal. 72:19; Sal. 69:30; Sal. 44:8; Sal. 140:13; Sal. 148:5; Sal. 145:2; Sal. 135:1; Sal. 7:17; Isa. 11:16; Isa. 12:1-6; Isa. 25:1; Mal. 3:16-18; Mal. 4:2-3; Joel 2:30-31; Isa. 64:7)] Escrito en la frente. 2Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3Y cantaban un cántico nuevo delante del trono [que comprende el cielo (Mat. 5:34-35) Jerusalén (Jer. 3:14-18), Elam (Jer. 49:34-38) y una casa (Mat. 5:34-35) o los cantores que han llegado a ser santos (Zac. 2:1-5; Jer. 31:38-40; Apoc. 7:13-17)], y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; Y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos [Sus almas (Sal. 34:22) de estas seis cosas: del Seol (Sal. 49:15), De los pecados (Sal. 130:7), engaño y violencia (Sal .72:13-14), del poder del enemigo (Sal. 107:2), angustia (Sal. 25:22), de la maldición de la ley (Gál. 3:13) utilizando su brazo y juicios grandes (Exo. 6:6)] de entre los de la tierra. 4Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; 5y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.” (Apoc. 14:1-5)

Para aclarar algo más donde se origina este cantico veamos algo referente a la apariencia de los cuatro seres vivientes y en donde pueden está estos cuatro seres vivientes que habla Apocalipsis 14:1-3 estudiando la siguiente porción de las Sagradas Escrituras, para comprender algo más donde se origina el cantico nuevo,…

4Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, 5y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes.” (Eze. 1:4)

¿Cuál es la apariencia de los cuatro seres vivientes,…?

“Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. 6Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. 7Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido. 8Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados. 9Con las alas se juntaban el uno al otro. No se volvían cuando andaban, sino que cada uno caminaba derecho hacia adelante. 10Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda en los cuatro; asimismo había en los cuatro cara de águila. 11Así eran sus caras. Y tenían sus alas extendidas por encima, cada uno dos, las cuales se juntaban; y las otras dos cubrían sus cuerpos. 12Y cada uno caminaba derecho hacia adelante; hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían.” (Eze. 1:4-12)

Veamos como vio el Apóstol Juan la semejanza de estos cuatro seres vivientes:

6Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. 7El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. 8Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos;  y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.” (Apoc. 4:6-8)

¿Cuál es la semejanza de los cuatro seres vivientes,…?

 13Cuanto a la semejanza de los seres vivientes, su aspecto era como de carbones de fuegos encendidos, como visión de hachones encendidos que andaba entre los seres vivientes; y el fuego resplandecía, y del fuego salían relámpagos. 14Y los seres vivientes corrían y volvían a semejanza de relámpagos.” (Eze. 1:13-14)

                   ¿Hay conectividad de los cuatro seres vivientes con la tierra,…?

15Mientras yo miraba los seres vivientes, he aquí una rueda sobre la tierra junto a los seres vivientes, a los cuatro lados. 16El aspecto de las ruedas y su obra era semejante al color del crisólito. Y las cuatro tenían una misma semejanza; su apariencia y su obra eran como rueda en medio de rueda. 17Cuando andaban, se movían hacia sus cuatro costados; no se volvían cuando andaban. 18Y sus aros eran altos y espantosos, y llenos de ojos alrededor en las cuatro. 19Y cuando los seres vivientes andaban, las ruedas andaban junto a ellos; y cuando los seres vivientes se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban. 20Hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; hacia donde les movía el espíritu que anduviesen, las ruedas también se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas. 21Cuando ellos andaban, andaban ellas, y cuando ellos se paraban, se paraban ellas; asimismo cuando se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas.” (Eze. 1:15-21) Obsérvese que el espíritu de los cuatro seres vivientes puede estar en las ruedas que tienen arcos altos y espantosos, y llenos de ojos alrededor en las cuatro y estas ruedas están en la tierra,… (Eze. 1:15) Esto implica que el cantico nuevo que cantan los que son como arpistas y tocan sus arpas delante del trono y de los cuatro seres vivientes,... pueden estar en la tierra, delante del trono de Dios y de los cuatro seres vivientes,… ya que las ruedas donde se encuentra el espíritu de estos seres vivientes se puede encontrar en la tierra,… (Eze. 1:20-21)

¿Quiénes pueden acompañando a los cuatro seres vivientes y están delante del trono,…?

9Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; 10y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. 11Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, 12diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. 13Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? 14Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. 15Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos.” (Apoc. 7:9-12) Obsérvese que los cuatro seres vivientes que están delante del trono y los ancianos pueden estar acompañados de ángeles y de los que han salido de la gran tribulación y han lavado sus ropas en la sangre del cordero,…

Ahora veamos donde se encuentran los ancianos:

"15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: «Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos». 16Los veinticuatro ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron sobre sus rostros y adoraron a Dios, 17diciendo: «Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres, que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder y has reinado. 18 Las naciones se airaron y tu ira ha venido: el tiempo de juzgar a los muertos, de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra». 19El templo de Dios fue abierto en el cielo, y el Arca de su pacto se dejó ver en el templo. Hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y granizo grande.” (Apoc. 11:1617) Observe primeramente en esta cita que los veinticuatro ancianos dicen después de que se toca la séptima trompeta: “has de venir” es decir están en la tierra diciendo estas palabras,... lo que nos confirma que este cantico es cantado delante de los ancianos y los seres vivientes por arpistas que están la tierra y es antes que venga por segunda vez Cristo. También obsérvese que después del toque de la séptima trompeta se logra visualizar el templo de Dios en el cielo y el arca del pacto se deja ver.

El estudiar sobre los cuatro seres vivientes, y de los ancianos… nos lleva a entender de una mejor manera que estos que son como arpistas que crean un cantico nuevo se encuentran en la tierra,… (Eze. 1:4-21) y también el estudiar de estos cuatro seres nos lleva a rescribir Apocalipsis 14:1-3 de la siguiente manera:

1Después miré, y he aquí el Cordero [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5)] estaba en pie [en la tierra (Isa. 66:1-2; Mat. 5:35) o en una casa (Eze. 43:6-7) o en sus enemigos (Sal. 110:1-7)] sobre el monte de Sion [los caminos santos que se encuentran en Jerusalén, la ciudad del gran rey que es conocida también como la ciudad de verdad o también podemos decir que Cristo se encuentra en los caminos que forman el pueblo de Dios constituyendo en ellos el trono de Dios,… (Isa. 49:8-12; Sal. 2:6; Joel 3:17; Mat. 5:34-36; Jer. 31:23-25; Isa. 51:16; Sof. 3:14-20; Jer. 3:14-18; Zac. 8:3; Jer. 31:38-40; Jer. 31:27-30; Apoc. 7:13-17)], y con él [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5) estaban también en pie sobre los caminos que forman el pueblo de Dios para construir el trono de Dios,… (Sof. 3:14-20; Jer. 3:14-18; Jer. 31:38-40; Jer. 31:27-30; Apoc. 7:13-17)] Ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él [de Cristo y que se identifica con ser admirable, consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Isa. 9:6)] y el de su Padre [Que es Sion o Santo. (Isa. 57:15; Isa. 18:7) y que está escrito en Jerusalén (2Cron. 12:13; 1Rey. 14:21; 2Cron. 6:5-6; 1Rey. 11:36) y en este nombre que está escrito en los 144.000 se puede encontrar gloria, alegría, poder, santidad, socorro, bendiciones, eternidad, vivificación,… (Sal. 8:1; Sal. 111:9; Sal. 89:24;  Sal. 103:1; Sal. 105:3; Sal. 129:8; Sal. 135:13; Sal. 143:11) lo que nos sirve para encaminarnos, guiarnos y salvarnos,… (Sal. 31:3; Sal. 106:8) por lo cual el nombre de Dios será cantado por siempre,… (Sal. 66:2; Sal. 72:19; Sal. 69:30; Sal. 44:8; Sal. 140:13; Sal. 148:5; Sal. 145:2; Sal. 135:1; Sal. 7:17; Isa. 11:16; Isa. 12:1-6; Isa. 25:1; Mal. 3:16-18; Mal. 4:2-3; Joel 2:30-31; Isa. 64:7)] Escrito en la frente. 2Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3Y cantaban un cántico nuevo delante del trono [que comprende el cielo (Mat. 5:34-35) Jerusalén (Jer. 3:14-18), Elam (Jer. 49:34-38) y una casa (Mat. 5:34-35) o los cantores que han llegado a ser santos (Zac. 2:1-5; Jer. 31:38-40; Apoc. 7:13-17)], y delante de los cuatro seres vivientes [Que pueden estar en espíritu,… en la tierra sobre unas ruedas que se mueven hacia los cuatro costados y sus arcos son altos y espantosos, y llenos de ojos alrededor en las cuatro,… (Eze. 1:4-21)], y de los ancianos; Y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos [Sus almas (Sal. 34:22) de estas seis cosas: del Seol (Sal. 49:15), De los pecados (Sal. 130:7), engaño y violencia (Sal .72:13-14), del poder del enemigo (Sal. 107:2), angustia (Sal. 25:22), de la maldición de la ley (Gál. 3:13) utilizando su brazo y juicios grandes (Exo. 6:6)] de entre los de la tierra. 4Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5)] por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5)]; 5y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.” (Apoc. 14:1-5)

 Para continuar viendo el cantico de los 144.000 Clic aquí…

               

                   INICIO