Participan con la bestia y con Satanás

 

¿En los postreros tiempos,… hay personas que escuchan a espíritus engañosos y a doctrinas de demonios?

 

1Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.” (1Tim. 4:1) Observe que los demonios tienen doctrinas que pueden ser escuchadas por las personas.

 

¿Cuándo el misterio de la iniquidad es quitado,… y se manifiesta el inicuo,… este viene con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, para que ellos crean en la mentira, a fin de que sean condenados, ya que no creyeron en la verdad sino se complacieron en la injusticia?

 

7Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. 8Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; 9inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, 10y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. 11Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 12a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.” (2Tes. 2:7-12) Observe que el advenimiento del inicuo es por obra de Satanás.

 

¿Cuándo el ángel desciende del cielo con gran poder,… y Babilonia se hace habitación de demonios y guarida de espíritus inmundos,… se ve que las naciones bebiendo del vino del furor de su fornicación,…?

 

1Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. 2Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. 3Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.” (Apoc. 18:1-3) Aquí Véase, que las naciones beben el vino de la fornicación de Babilonia,… que está habitada por los demonios,…

 

   Document made with Nvu