A mi justicia

Con que no se relaciona la justicia

 

¿…®La justicia no se relaciona con la violencia y la rapiña,… y si se es príncipe se debe de quitar las imposiciones de ellos sobre el pueblo,…?

 

9Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Basta ya, oh príncipes de Israel! Dejad la violencia y la rapiña. Haced juicio y justicia; quitad vuestras imposiciones de sobre mi pueblo, dice Jehová el Señor.” (Eze. 45:9)

 

¿…®La justicia,... es más importante que solemnidades,… asambleas, ofrendas,… ya que Dios lo que desea es que se quite la multitud de los cantares de uno y que corra el juicio como las aguas y la justicia como impetuoso arroyo?

 

21Aborrecí, abominé vuestras solemnidades, y no me complaceré en vuestras asambleas. 22Y si me ofreciereis vuestros holocaustos y vuestras ofrendas, no los recibiré, ni miraré a las ofrendas de paz de vuestros animales engordados. 23Quita de mí la multitud de tus cantares, pues no escucharé las salmodias de tus instrumentos. 24Pero corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo.” (Amos 5:21-24) Para entender la ofrenda de justicia que quiere Jehovah leamos la siguiente cita:   “1He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de ; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. 2¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores. 3Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia. 4Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, y como en los años antiguos.” (Mal. 3:1-4; Para ver que esta ofrenda no invalida la ofrenda para los santos,... ver 2Cor. 9:1-15)

 

¿...El pecado no tiene que reinar entre nuestro cuerpo mortal,... sino más bien hay que presentar nuestros miembros como instrumentos de justicia,... ya que no estamos bajo la ley sino bajo la gracia,... ya que una vez que es liberado del pecado se hace siervo de la justicia,... y se tiene que presentar nuestros miembros par servir a la justicia,... porque si somos siervos de Dios nuestro fruto es la santificación,...?

 

12No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; 13ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. 14Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia. 15¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera. 16¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia? 17Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; 18y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia. 19Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia. 20Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. 21¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. 22Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. 23Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” (Rom 6:12-23)

 

¿...Si Cristo esta en uno,... el cuerpo en verdad esta muerto a causa del pecado, más el espíritu vive a causa de la justicia,... por tanto no somos deudores de la carne, para que vivamos conforme a la carne, porque si vivimos conforme a la carne, moriremos; mas si por el Espíritu hacemos morir las obras de la carne, viviremos?

 

7Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 10Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia. 11Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. 12Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; 13porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis” (Rom 8:7-13)

 

¿...Debido que el hombre no es justificado por las obras de la ley, si no por la fe en Jesucristo,... por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado,... y si buscando ser justificados en Cristo,... somos hallados pecadores,... ya que Cristo no es ministro de pecado,... porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, trasgresor me hago, porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios,... por tanto no hay que desechar la gracia de Dios, ya que si por la ley fuere la justicia entonces por demás murió Cristo?

 

16sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado. 17Y si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera. 18Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago. 19Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. 20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por . 21No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.” (Gál. 2:16-21 ver además Gál. 3:6-29; Gál. 5:1-26; Tit. 3:4-7)

 

¿...En la ira del hombre no obra la justicia de Dios?

 

19Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.” (Sant. 1:19-20)

 

  Document made with Nvu